La banda argentina Catepecu Machu sorprendió gratamente a los asistentes por su propuesta fusionada con elementos de la música pop, el hard rock y la experimentación sonora.

Mientras que la mayor espectativa era por el grupo argentino de heavy metal de 25 años de carrera, Rata Blanca. Ellos entregaron sus mejores canciones, verdaderos himnos que llenaron de energía a la fanaticada.