Increíbles imágenes han comenzado a difundirse tras la trágica fiesta de la "Loveparade" en Duisburgo, Alemania, que dejó al menos 18 muertos y más de 50 heridos luego que la entrada al recinto colapsara por la multitudinaria asistencia que sobrepasó el millón de personas.

El paso subterráneo, que servía de entrada al recinto, rebalsó su capacidad de aforo y muchas personas se desesperaron al querer escapar, trepándose de las paredes para no morir aplastados.

El local no tenía salidas de emergencia, por lo que algunos intentaron huir por escaleras y vallas, causando el caos entre la multitud.

El trágico hecho sucedió poco después de las 15.00 horas GMT, cuando estaba prevista la llegada del desfile que había circulado por la ciudad y el cierre de las puertas del recinto.

Esta catástrofe enluta la historia de la "Loveparade", la gran fiesta del "tecno" que nació en 1989, en Berlín, pero que en los últimos años había sido acogida por varias ciudades de la Cuenca del Ruhr, como ahora fue el caso de Duisburgo.