En medio de la apoteosis de su poderoso sonido, la banda norteamericana de heavy metal Metallica hizo delirar, la noche del martes, a 50.000 fanáticos que acudieron al estadio de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos.

"¡Son ellos! ¡Son ellos!" fue prácticamente el grito general tan pronto los integrantes de la banda Metallica aparecieron en el escenario después de las 21:00 horas.

James Hetfield, Lars Ulrich, Kirk Hammett y Robert Trujillo, conocidos como los "cuatro jinetes del Apocalipsis", conmocionaron a sus fanáticos con una presentación que abrió su gira latinoamericana "World Magnetic Tour".

La presentación se inició con el tema "Ecstasy of Gold", pero "Creeping Death" instaló el éxtasis entre los miles de fanáticos, algunos de los cuales acamparon desde el domingo pasado a las afueras del recinto.

Siguieron interpretaciones de "For whom the bell tolls", "Fuel", "Harvester of Sorrow", "Fade to black", "That was your life" y "The end of the line".

"Me siento bien esta noche, porque los veo", afirmó Ulrich en inglés, para desatar la locura entre sus fanáticos.

La masa humana saltaba al unísono en cada una de las canciones.

Un momento muy especial para los asistentes fue cuando los músicos agradecieron en perfecto castellano hacia el final del concierto y hasta se escuchó a uno de ellos decir: "El Perú la rompe".

Otro instante que para muchos resultará inolvidable ocurrió cuando Ulrich dejó una bandera peruana en el escenario con el logo de la agrupación.

El concierto se prolongó por unas dos horas en las que el cuarteto interpretó unas 16 canciones.

Después de las 23:30 horas, los 50 mil asistentes dejaron las instalaciones del estadio de San Marcos emocionados por lo que acababan de vivir. Sin duda fue una experiencia que no olvidarán en sus vidas.

Con información de RPP y EFE