Myriam Hernández en Lima: 25 años y más vigente que nunca

La cantante chilena regresó a nuestra capital para reencontrarse con un caluroso público peruano que celebró junto a ella sus 25 años de carrera artística.

Myriam Hernández es de esas artistas que pese a los años, se sigue manteniendo vigente entre el público peruano, y sus leales seguidores la siguen con ferviente entrega cada vez que regresa a nuestro país para un concierto.

Abanderada del amor, el desamor, el despecho y la desilusión, Myriam le ha cantado a dos generaciones de mujeres (y hombres) que se han dejado dominar por la fuerza de los sentimientos y han sucumbido en las redes de un amor, correspondido o no.

El Anfiteatro del Parque de la Exposición la esperó a lleno total, y luego de dos horas oyendo los mejores éxitos de Ricardo Montaner en las pantallas (parece que la falta de telonero hizo que el venezolano sea la estrella durante la espera), Myriam Hernández apareció junto a una sólida banda a las 9:20 de la noche, haciendo suspirar a miles con "Ay, corazón".

"Perú, los amo", fue el breve saludo de bienvenida antes de que Myriam Hernández interpreta "Rescátame", acompañada de tres guitarrista, uno de ellos que alternaba con el teclado/sintetizadores, un bajista, un baterista y dos coristas de melodiosa voz que dieron la talla para el espectáculo.

"Si yo me vuelvo a enamorar", "Ese hombre", "Quién cuidará de mí", fueron las primeras canciones de un nutrido repetorio que exploró lo mejor de sus 9 años, desde 1988, cuando hizo su aparición en Latinoamérica para consolidarse como la Reina del Pop Romántico.

"Hola, buenas noches Perú. Es una maravilla estar con ustedes, que me han traído para celebrar mis 25 años de carrera. La primera vez que llegué a Perú fue en 1989 y ustedes me abrieron los brazos haciéndome sentir una peruana más", dijo Hernández, desatando gritos de júbilo por parte del respetable público.

"Mío", "Eres", "Te pareces tanto a él", "Tonto", "Un hombre secreto", "Se me fue", continuaron con el repertorio y tras una hora de show el público seguía tan vibrante como desde el inicio. La arquitectura del recinto limeño permitió la cercanía de Myriam Hernández con su público, y más de uno no dudaba en tomarse fotos lo más cerca al escenario para lo que la chilena intentaba posar animada mientras cantaba.

"El hombre que yo amo", "Huele a peligro", entre otros éxitos completaron la vibrante noche de sentimiento en el Anfiteatro del Parque de la Exposición. 25 años no pasaron en vano, y la celebración por el cuarto de siglo reunió nuevamente a la Baladista de América con ese tan fiel público peruano de siempre, al que se le unen nuevas generaciones que juntos gritaron a voz en cuello los himnos cortavenas de la historia de muchos.