Calle 13 ofreció gran concierto en el Parque de la Exposición (Galería de fotos)

FOTOS: RPP

 

Casi alrededor de las 10 de la noche, las luces del escenario del Auditorio del Parque de la Exposición de apagaron como usualmente ocurre cuando un concierto está por comenzar. La ocasión era distinta no solo por el grupo puertorriqueño Calle 13 ofrecería un nuevo concierto sino porque los asistentes estaban al tanto sobre lo que Residente había declarado horas antes en su conferencia de prensa anunciando el evento.

"Hemos viajado por el Perú con una filmadora y hemos grabado en sitios como Puno y Cusco. Cuiden y defiendan a Machu Picchu, protéjanla de los gringos. Y sobre Bagua, no debieron permitir que haya violencia. Las cosas no se deben resolver de esa manera, porque la violencia forma parte del pasado. Ahora se dialoga y no se actúa atacando", había dicho.

La presencia del grupo nacional La Mente, que califica su música como "electropical" y cuyas letras hacen recordar a las canciones protesta de los 70, calentó el ambiente creando una atmósfera contestataria pero en el buen sentido.

 

Hubo mucha alegría, algo de cerveza y pizza y bastantes gaseosas. Los asistentes, que no llegaron a colmar las instalaciones del auditorio, no dejaron de corear los temas de los tres álbumes de los ganadores del Grammy: "Calle 13", "Residente o Visitante" y "Los de atrás vienen conmigo".

 

Detalle curioso, algunos de los asistentes lucían el cabello casi al cero, tal como lo usa Residente pero estaban cubiertos con gorras y gruesas casacas. Pero cuando el ídolo apareció en el escenario, se despojaron de sus prendas y lucieron sus bividís blancos, tal como lo hizo René Pérez (nombre real del líder de Calle 13) en sus anteriores visitas solo que esta vez prefirió usar uno de color negro.

 

Uno de los momentos más divertidos, casi al inicio del concierto, propiamente en la cuarta canción, fue cuando Residente inició el número diciendo que su tema necesitaba bailarinas. Y empezó a nombrar a tal o cual joven y al final se produjo una locura de las fans por subirse al escenario. Varias lo lograron mientras sus parejas inmortalizaron el momento con cámaras fotográficas y hasta sus celulares. Nadie se dio cuenta que estábamos a 17 grados.