Paul McCartney y Ringo Starr
Paul McCartney y Ringo Starr, los supervivientes de los Beatles, siguen haciendo música a su manera. | Fuente: AFP

Cuarenta años después de la muerte de John Lennon, Paul McCartney y Ringo Starr, los supervivientes de los Beatles, siguen haciendo música, cada uno por su cuenta y a su manera.

NUEVO ÁLBUM PARA PAUL

A los 78 años, Paul McCartney publica un nuevo álbum el 18 de diciembre. "McCartney III" será su disco número 18 en solitario, pero el tercero que hace realmente solo, tocando todos los instrumentos: piano, guitarra, bajo, batería; además de hacerse cargo de todos los arreglos.

El título es una referencia a su álbum "McCartney", publicado en 1970, y a "McCartney II", en 1980, realizados totalmente en solitario. "Es uno de los pioneros del 'home-studio', es decir, del músico que sabe tocar todo", dice Stan Cuesta.

Su primer álbum, hace 50 años, dio de qué hablar ya que se estrenó acompañado de una carta del músico en la que advertía que nunca más tocaría con los Beatles, aunque la separación del grupo no era aún un hecho.

El nuevo disco se ha grabado en pleno confinamiento, en su casa de Inglaterra, donde Paul McCartney vive con su familia. "Cada día grababa con el instrumento para el cual había escrito la canción y después superponía el resto. Era muy divertido. Era hacer música para uno mismo y no para el trabajo, así que puedo decir que he hecho algo que quiero", explicó.

"McCartney envejece de manera muy noble y cuando se encuentra en un callejón sin salida musical, como fue el caso en los 80 y 90, sale de repente con cosas increíbles·", dice Cuesta.

EL BATERISTA SIEMPRE VIGENTE

A los 80 años, el baterista de los Beatles dedica su talento musical al "All Starr band", un espectáculo con amigos de prestigio. Ringo Starr no tendrá el magnetismo de McCartney, pero sigue activo y si la crisis sanitaria lo permite, ha previsto reanudar los conciertos con su  grupo en junio de 2021 en Estados Unidos.

Esta loca aventura, en la que tienen lugar guitarristas como Joe Walsh (Eagles) o Steve Lukather (Toto), le permiten divertirse.

"Ringo es el buen amigo, el tipo simpático, el que unía a los Beatles, y los otros siempre componían una canción que él pudiera cantar, así que canta siempre las mismas canciones, pero como está rodeado de personas conocidas, que cantan y cambian, el espectáculo se renueva", dice Stan Cuesta, autor de "The Beatles".

Este proyecto fue el salvavidas de Starr, el que más dificultades tuvo tras la separación del grupo. "En un momento, estaba perdido. Desde un punto de vista comercial sus álbumes eran un desastre y las compañías discográficas le cerraban las puertas en las narices", cuenta el especialista.

"Este proyecto de 'All Starr', con sus famosos amigos, le permite hacer giras, sacar videos regularmente, tiene una producción pletórica", afirma.

El nombre de este combo refleja su afición por los "juegos de palabras, que hacía que sus respuestas fueran muy esperadas en las ruedas de prensa de los Beatles. Es el que hacía soplar el espíritu de Liverpool", subraya Yves Bigot, ex director de discográfica. (AFP)