Referencial/RPP

Gran malestar sienten los pobladores de la ciudad de Abancay (región Apurímac) debido a la falta de notarios para el desarrollo de procesos de esta índole.

Al fallecimiento de la notaria María Núñez de Molina, quedaron dos notarios para atender los trámites de todos los ciudadanos, cuando deberían haber al menos 10.

Los interesados piden al decano del Colegio de Abogados, Bonifacio Robles, que pueda dar solución a este problema.
 
Lea más noticias de la región Apurímac