RPP/Liz Castro/Referencial

Al menos 50 vicuñas fueron asesinadas por cazadores furtivos para apoderarse de su fibra, así lo denunció el presidente de la comunidad de Sacsamarca, de la provincia de Huancasancos, Juan Huaccachi.

Según indicó, el atentado a la fauna silvestre ocurrió en las zonas altoandinas de la provincia de Huancasancos (región Ayacucho).

Los comuneros, cuya actividad es la crianza de camélidos sudamericanos, piden apoyo a las autoridades para implementar guardaparques y así evitar la delincuencia.

Lea más noticias de la región Ayacucho