Henry Urpeque

Tras conocer el fallo de la Segunda Sala Penal de Apelaciones, que decidió absolverlo de la acusación por el delito de peculado, el alcalde de Chiclayo (Lambayeque), Roberto Torres González, sostuvo que en su caso finalmente se hizo justicia.

El burgomaestre utilizó las redes sociales y, a través de su cuenta de Facebook, indicó que seguirá trabajando por la ciudad. 

“Soy un convencido que Dios existe y hoy se hizo justicia. Gracias a quienes con sus oraciones se solidarizaron conmigo. Al pueblo de Chiclayo les digo que seguiré firme en ese compromiso de convertir a Chiclayo en una ciudad con futuro”, escribió en su cuenta personal.

En otro momento, también se refirió a sus detractores, a quienes les escribió que los desea nada malo y al contrario les desea la felicidad.

“A quienes esperaron lo contrario solo le digo que no les guardo rencor, al contrario, les deseo que sean felices. Dios los bendiga”, resalta la autoridad edil.

Roberto Torres abandonó el despacho judicial en medio de aplausos de sus simpatizantes y de algunos trabajadores, que pese a que se encontraban en horario laboral, dejaron sus funciones, y llegaron al Poder Judicial, para apoyar al alcalde.

Como se recuerda al alcalde se le sentenció a dos años de pena privativa el pasado 22 de mayo del 2012, pero el caso llegó hasta el Tribunal Constitucional, institución que ordenó que se  anule el fallo y se emita una nueva condena.

Lea más noticias de la región Lambayeque