RPP/Referencial

El director regional de Trabajo, Fausto Cruz Paz, informó que en la región Áncash las empresas infractoras deben 34 millones de soles por multas impuestas por haber incurrido en infracciones laborales cometidas en materia de seguridad y salud.

El funcionario lamentó que estas deudas estén pendientes desde el año 2008, sin que ningún directivo de la Dirección Regional de Trabajo haya exigido que paguen. Por ello anunció que reportenciará el área de coactivos a fin de poder ejecutar estas multas, que beneficiarán a los trabajadores afectados.

El director de trabajo detalló que las empresas infractoras son principalmente del sector pesquero, también están bancos y constructoras. Adelantó asimismo que denunciará por omisión de funciones a los exdirectivos de la Diretra.

Lea más noticias de la región Áncash