Foto: Manuel Sarango

Guillermo Carranza y Alejandro Ortecho, dos de los tres escolares ancashinos que ganaron la medalla de bronce en la 43° Olimpiada Internacional de Química realizada en Turquía, agradecieron a sus familiares y profesores por el apoyo incondicional que han recibido.

Durante su alocución en la ceremonia de recibimiento que organizó la institución educativa Pedro Nolasco, donde estudian, Guillermo dijo a sus compañeros que deben esforzarse para conseguir sus metas, las cuales, demandan de mucho sacrificio, agregó.

Por su parte, Alejandro manifestó que todos deben luchar por conseguir sus sueños y expresó su agradecimiento a Dios por darle fuerzas para conseguir parte de sus objetivos.

Ambos ganadores expresaron sentirse muy contentos y orgullosos de haber dejado bien en alto el nombre de su colegio, de Chimbote y del Perú en esa importante competencia internacional.

Lea más noticias de la región Áncash