Referencial

El cuerpo sin vida de un menor de un año fue hallado en el río Santa, ubicado en la región Áncash, luego de 12 días de haber caído de una oroya.

Fueron los campesinos de la zona quienes encontraron el cadáver de Stallan Jair Miguel Valles, a la altura del sector 18 del distrito de Santa.

La fiscal Ruth Hermosa dispuso el levantamiento del cadáver y su traslado a la morgue, siendo entregado a sus familiares luego de ser sometido a la necropsia de ley.

El menor cayó a las turbulentas aguas del río Santa junto a su madre cuando intentaban cruzarlo en una oroya. La progenitora logró salvarse.

Lea más noticias de la región Áncash