Foto: Referencial (Andina)

Al rededor de 150 embarcaciones artesanales se hicieron a la mar luego de tres días de permanecer cerrado el puerto de Chimbote (Áncash), por la presencia de oleajes anómalos en esta parte del litoral peruano.

Renzo Tramutola Velásquez, capitán de puerto, expresó que las actividades extractivas de especies para el consumo humano directo, se normalizaron debido a que las condiciones climáticas del mar mejoraron sustancialmente.

El reinicio de las faenas de pesca ha devuelto la tranquilidad a las amas de casa, pues con su paralización el pescado comenzó a escasear en los mercados de la ciudad porteña.

Lea más noticias del Perú en la sección Nacional