El alcalde de la Municipalidad Distrital de Nepeña (Áncash), Manuel Figueroa Laos, informó que unos ocho mil pobladores de su ciudad son afectados por la contaminación que genera la empresa azucarera Agronindustrias San Jacinto de propiedad del grupo Gloria.

Informó que ha formulado su denuncia ante Organismo de Evaluación y Fiscalización Ambiental (OEFA) y El Ministerio Público del Santa para que cese este atentado contra la salud y precisó que el fiscal de la Fiscalía de Medio Ambiente, Marco Valverde está realizando las investigaciones del caso.

Dijo que el magistrado ha conseguido la instalación de un equipo de monitoreo para medir la emanación de gases tóxicos de la planta azucarera por un periodo de cinco días, al término de los cuales se realizarán los exámenes correspondientes.

"La situación es grave, la empresa contamina el medio ambiente con la quema de caña de azúcar, el humo que emana de su planta, lo cual hace difícil la respiración, y también arroja sus aguas servidas a un canal que pasa por varios barrios de San Jacinto ", refirió la autoridad edil.

Figueroa mencionó que en dos oportunidades se ha reunido con el gerente de la empresa, pero hasta hoy no ha hecho nada para solucionar el problema. "No podemos esperar más porque este es un problema de hace años. No estamos en contra de la inversión privada, pero no podemo permitir que se siga atentando contra la salud de la población", expresó.

Asimismo, pidió a las autoridades competentes firmeza en las investigaciones y que no se manosee el caso, ya que se trata de la vida de las personas y no de interses económicos.

"Que se investigue y se denuncie para que a la brevedad posible podamos tener una solución. Le digo a la empresa esto no puede continuar así. Es imposible respirar el humo", manifestó el burgomaestre, añadiendo que la comuna ha creado la Unidad de Protección del Medio Ambiente para tomar acciones respecto a la contaminación.

Lea más noticias de la región Áncash