Al menos de 80 viviendas en varios lugares de la ciudad de Andahuaylas (Apurímac) resultaron inundadas, producto de una torrencial lluvia.

Las zonas críticas son el barrio Pochqota de esta ciudad y la localidad de Suylluwaqa en el distrito de San Jerónimo, donde las aguas pluviales ingresaron a las casas ocasionando daños considerables en las paredes y cimientos, así como la muerte de animales menores como cuyes y gallinas.

El fenómeno de la naturaleza estuvo acompañado de fuertes descargas eléctricas que atemorizaron a la población, especialmente a los niños.

Durante la noche y hasta esta mañana, familias enteras se ven en serias dificultades, esperando la ayuda de las autoridades, consistente en frazadas, abrigo y alimentos.

Lea más noticias de la región Apurímac