Las autoridades de Defensa Civil reubicaron a 80 familias damnificadas por el deslizamiento de un cerro en el distrito de Andarapa, provincia de Andahuaylas (región Apurímac).

Los afectados pertenecen a las comunidades de Ccasabamba y Pichihua, del centro poblado de Huampica, cuyas viviendas resultaron dañadas por el deslizamiento del cerro Achanchi. El derrumbe provocó hondas rajaduras en las paredes y destruyó los techos de algunas de las casas.

El jefe de la la Oficina Técnica del Comité Provincial de Defensa Civil, Victorino Llocclla Monzón, informó que por la excesiva humedad ocasionada por las lluvias las casas han perdido consistencia en sus cimientos y corren el peligro de desplomarse.

Asimismo, dijo que los postes de fluido de alta tensión en la zona están inclinados y podrían colapsar en cualquier momento.

Los damnificados, que han sido reubicados a una zona de mayor seguridad, piden el inmediato apoyo consistente en carpas, frazadas, colchones y víveres.

Lea más noticias de la región Apurímac