Referencial

Unas 300 hectáreas de cultivos de papa, maíz y habas resultaron afectadas debido a las fuertes lluvias que vienen cayendo en la provincia de Andahuaylas (Apurímac).

La Dirección Subregional Agraria informó que los mayores daños se registraron en los distritos de San Antonio de Cachi y Huancaray.

Asimismo, los rayos y precipitaciones pluviales vienen causando apagones en Andahuaylas, los mismos que han dañado los cables de las torres de alta tensión ubicadas en las zonas andinas de dicha localidad.

Esta situación genera que los pobladores, por varios minutos, tengan que utilizar velas para poder guiarse en sus domicilios.

Lea más noticias de la región Apurímac