Juan Galv

La carretera que comunica a Andahuaylas con el distrito de Ocobamba, en la provincia de Chincheros, (región Apurímac) sigue bloqueada por el constante deslizamiento de cerros. Los tramos más críticos se encuentran en los sectores de Orcconmayo, Posocoy, Umaca, Sarahuarcay, y en Carhuayacu, donde la plataforma vial quedó destruida.

Al respecto, el director de la Subregión de Transportes “Chanka”, Raúl Casavilca Sotelo, dijo que se requiere de un nuevo diseño de carretera, puesto que esta no reúne las condiciones de seguridad.

Casavilca precisó que similar panorama se aprecia en la carretera camino al distrito de Santa María de Chicmo, donde los deslizamientos de tierra vienen causando daños a la plataforma de la pista, recientemente asfaltada. En la zona, no hay tránsito vehicular la mayor parte del día, pues los derrumbes son contantes por las intensas lluvias.

En el lugar, maquinarias pesadas de la Dirección Sub Regional de Transporte y de la Municipalidad del distrito de Talavera realizan trabajos de rehabilitación, que son insuficientes ante la magnitud de los hechos.

Por su parte el coordinador de la Oficina de Defensa Nacional de la DISA Apurímac II, Fray Quispe Rivas, informó que las carreteras de los distritos de Andarapa, Pacobamba y San Antonio de Cachi presentan los mismos problemas, por lo que ya se evalúan los daños a fin de gestionar la ayuda necesaria.

Lea más noticias de la región Apurímac