RPP/Referencial

Más de 500 unidades motorizadas entre ómnibus, camiones, microbuses y automóviles se encuentran varadas debido a deslizamientos que ocuparon varios metros de la carretera troncal asfaltada que une esta región con Cusco y Lima.

De acuerdo a las primeras informaciones, el punto más crítico se encuentra en el distrito de Curohuasi, tramo Abancay - Puklla.

A pesar que el hecho se registró en la madrugada del jueves, en las últimas horas se hizo difícil proceder con la limpieza del tramo afectado.

Lea más noticias de la región Apurímac