Unas 100 viviendas quedaron inundadas como consecuencia de las constantes lluvias en la comunidad campesina de Winchos, cerca al aeropuerto de Huancabamba, a 20 kilómetros de la ciudad de Andahuaylas (región Apurímac).

Las fuertes precipitaciones pluviales ya causan problemas de salud, aseguraron los pobladores de la zona. Explicaron que los casos de infecciones respiratorias agudas se incrementan por la excesiva humedad y que son los niños y los ancianos los principales afectados.

Los dirigentes comunales de Winchos afirmaron que se requiere el inmediato apoyo del Comité Provincial de Defensa Civil, con el envío de carpas, abrigos, alimentos y medicinas.

Lea más noticias de la región Apurímac