Arequipa: Quiscata, un pueblo católico que conserva sus costumbres

La población de este anexo del distrito de Pampacola celebró a su patrono San Isidro Labrador con un concurso de yuntas.

Quiscata es un anexo ubicado a 10 minutos del distrito de Pampacolca en la provincia de Castilla (Arequipa), donde sus habitantes aún conservan sus costumbres de arar la tierra con yuntas y sobre todo conservan su fe católica.

La población de los diferentes anexos del distrito de Pampacolca es considerada una población muy católica, es el caso de Quiscata que cada 15 de mayo celebra a su patrono San Isidro Labrador con fiestas patronales y tradicionales que se pasan de generación en generación.

“La población de Pampacola es muy católica, cada uno de los 12 anexos tiene un santo que es celebrado en el transcurso del año”, manifestó el expresidente de la directiva en apoyo a San Isidro Labrador, Andrés Huamaní Choque.

Fiesta Central

A pesar del frío, la fiesta central de San Isidro Labrador se inicia a las 5:00 a.m. con salva de cohetes y al compás de la música folclórica que tocan las bandas en el frontis de la parroquia.

La población se congrega en la parroquia para participar con mucha fe y devoción en la celebración de la misa en honor a su patrono, para luego congregarse en la plaza principal donde se realiza el “arado con yuntas”.

Es tradición en este anexo que los agricultores participen en el concurso de arado de yuntas donde un jurado calificador determina a tres ganadores, teniendo en cuenta la contextura de los toros, los mantos, flores y otros adornos de la yunta y la profundidad del arado, siendo los premios cadenas, estacas y otros implementos.

También se conserva la costumbre del remate de “caigues” donde se oferta pan especial con grajeas, de sabor inigualable que no es consumido todos los días. Más de 100 panes con formas de animales son ensartados y puestos a la venta al mejor postor, dinero que es destinado para el apoyo a la parroquia.

También se rematan sombreros de macora, chalinas de lana y otras prendas que le fueron donadas a San Isidro Labrador en años anteriores.

Al finalizar la tarde  la imagen de San Isidro Labrador es sacada en hombros para recorrer en procesión los alrededores del anexo y al finalizar el sacerdote bendice a toda la población para que el año sea fructífero y de buena cosecha.

Por: Janet Vizcardo

Lea más noticias de la región Arequipa