La Defensoría del Pueblo tomó el caso de una mujer con ezquizofrenia tras conocer que ella nunca recibió atención médica especializada y simplemente fue encadenada a un árbol por sus propios padres y tenía una vida deplorable desde hace dos años.

En el distrito cajamarquino de Jesús, la mujer Estela Hoyos Baes, conocida como “Estelita”, constantemente agredía a las personas, y ante los denuncias por sus agresiones, sus padres decidieron construir una caseta y encadenarla a un árbol dentro de un terreno.

La comisionada de la Defensoría del Pueblo, Emma Arce Quiroz, sostuvo que se ha logrado que la mujer de 36 años sea evaluada por un médico especialista y reciba medicación, generando que ya no registre agresividad.

La Defensoría seguirá con el caso de “Estelita” y buscará que la mujer sea internada en un centro especializado, acotó Arce Quiroz.

Lea más noticias de la región Cajamarca .