Los pobladores damnificados a consecuencia del huaico registrado la madrugada de ayer (sábado) en el pueblo de San Carlos, provincia de Cañete (Lima), se han organizado en brigadas de trabajo y han iniciado labores de limpieza para retirar lodo y piedra de sus precarias viviendas.

Asimismo, continúan recibiendo ayuda de las autoridades de la municipalidad provincial, sumándose a ellos la Beneficencia Pública y otras instituciones solidarias.

En tanto, maquinaria pesada del Gobierno Regional de Lima sigue con los trabajos de descolmatación de los canales de regadío de la zona colapsados por acción de las inundaciones.

Lea más noticias de la región Lima