El cardenal Juan Luis Cipriani se reunió con monseñor Péter Erdö, quien es el enviado del Vaticano para mediar en las diferencias entre el Arzobispado y la Pontificia Universidad Católica del Perú (PUCP), por el control de la administración de esta casa de estudios.

La cita se realizó por espacio de una hora y media en el interior de la nunciatura, que se ubica en el distrito de Jesús María, informó RPP Noticias.

“Desean que en el país haya mucha paz”, fueron las breves palabras del cardenal peruano a la prensa que lo esperaba en los exteriores del local.

La controversia entre la PUCP y el Arzobispado se originó cuando el Vaticano ordenó que la universidad modifique sus estatutos.

La universidad cuestiona principalmente que el “Gran Canciller”, en este caso el cardenal Juan Luis Cipriani, designe al rector.

Cipriani señaló anteriormente que es falso que el Vaticano pretenda limitar e impedir la libertad de cátedra, quitándoles la autonomía a la Pontificia Universidad Católica del Perú (PUCP).