Referencial

Con el uso de bombas lacrimógenas y tras hacer varios disparos al aire, más de 300 efectivos de la Policía Nacional lograron despejar la carretera Panamericana Norte, a la altura de la ciudad de Casma (Áncash), la cual fue tomada desde las cero horas por más de mil agricultores.

Durante la intervención policial los campesinos respondieron arrojando piedras y rocas desde las alturas de los cerros, hecho que estuvo a punto de provocar el despiste de un trailer, sin embargo, fueron repelidos por los agentes del orden.

La Policía Nacional custodia el desplazamiento de decenas de unidades vehículares que permanecieron varadas durante once horas, debido a la medida de protesta de los agricultores en rechazo al proyecto minero San Luis.

Lea más noticias de la región Áncash