Los más de 30 cementerios públicos y privados de la región Lambayeque se encuentran abarrotados de hombres y mujeres de todas las edades, quienes acuden con el fin de homenajear a sus seres queridos por el “Día de la Madre”.

Reporteros de RPP Noticias verificaron que desde tempranas horas del domingo, los lambayecanos acuden con flores, globos en forma de corazón y velas en mano a las tumbas de sus seres queridos, en medio de lágrimas y plegarias.

Otros prefieren dejar al margen la melancolía y recordar al ser que les dio la vida con gran alegría, es por ello que no encontraron mejor forma que contratar a músicos y cantarle las canciones que más le gustaban en vida.

“Mi madre tiene 22 años de fallecida ahora le rendimos homenaje y estamos muy agradecidos por todo. Toda la familia le rendimos homenaje, no con lágrimas sino con alegría así como era ella”, expresó Vilma Calderón, quien llegó acompañada de su familia a visitar el sepulcro de su madre en el cementerio “El Carmen” de Chiclayo.

En los exteriores de este último camposanto, se divisa gran cantidad de comerciantes de flores, comida al paso, entre otros, es por ello que los agentes policiales se vieron obligados a cerrar el paso vehicular al referido recinto.

Lea más noticias de la región Lambayeque