RPP/ Henry Urpeque Neciosup

El Servicio de Administración Tributaria de Chiclayo (SATCH) en coordinación con autoridades del sector Transporte, cancelarán las licencias de conducir a mil conductores que fueron sancionados por manejar en estado de ebriedad y que acumularon puntos al cometer faltas muy graves contra el reglamento.

El jefe de esta entidad, Jorge Prettel, detalló que de un total de 10 mil conductores infractores se decidió sancionar en este primer tramo de choferes, porque de manera consecutiva cometieron faltas sin siquiera pagar las multas pecuniarias.

“Esta es la única forma de sancionar a estos malos conductores que son reincidentes y que ya han contabilizado más de 100 puntos por faltas. Esperamos que otros choferes reflexionen y que respeten más el reglamento” indicó.

Prettel sostuvo que estas faltas fueron acumuladas durante el año 2012-2013, y por haber hecho caso omiso a las advertencias de la Policía y del ente municipal.

La cancelación de estas licencias será ejecutada en los próximos días a través de una operativo conjunto con las autoridades policial, gerencia de Tránsito de la Municipalidad de Chiclayo y el Ministerio de Transportes y Comunicaciones.

Lea más noticias de la región Lambayeque