RPP/ Rosario Coronado

Este jueves, se frustró la reunión que buscaba encontrar una solución al conflicto que se vive en  la institución educativa “San Judas Tadeo” del pueblo joven Diego Ferre de Chiclayo (Lambayeque) por la presencia de una nueva directora.

Hasta el lugar llegó la titular de la Unidad de Gestión Educativa de Chiclayo, Zoila Uriarte Gonzáles; sin embargo grande  fue su sorpresa al encontrar el plantel cerrado y a la facción de padres de familia, con quienes se iba a reunir, protestando en las afueras por esta situación.

Minutos más tarde se constituyeron hasta el lugar, agentes de la Policía Nacional, procediéndose a levantar un acta sobre los incidentes.

Luego la funcionaria se retiró en medio de algunas pifias de los manifestantes, quienes cuestionaron que Uriarte no interviniera para lograr abrir la puerta del recinto educativo y la acusaron de favorecer a la nueva directora, Elena Serrato Soplopuco.

“Si insiste la Ugel en su imposición, vamos a retirar masivamente a nuestros hijos del colegio, pues esta profesora cuenta con antecedentes administrativos cuestionables y no es posible que pretenda dirigir los rumbos del colegio (…)”, precisó Josefina Rebata, una de las madres de familia.
 
Lea más noticias de la región Lambayeque