RPP/Rosario Coronado

El comunicador Rogger Niño Sono aseguró que se apersonará al Ministerio Público para que lo investiguen al ser sindicado como uno de los testaferros del recluso exalcalde de Chiclayo (Lambayeque), Roberto Torres Gonzáles.

“No soy testaferro, yo no tengo nada que ver con el señor Torres. Voy a acudir a la Fiscalía para que me investigue, porque no tengo ni un metro cuadrado, vivo en casa de mis padres”, expresó, mostrando cierto nerviosismo.

A través de las redes sociales y en más de un medio de comunicación, es acusado de ser uno de los beneficiados con jugosos pagos por concepto de publicidad y además de haber obtenido propiedades gracias a Torres.

No obstante, el comunicador que labora en un medio local, aceptó que condujo un programa, financiado por la comuna, que según asegura duró 12 días,  denominado  "El Menú del Día".

“Porqué me sindican a mí, yo solo era el encargado de conducir. La coordinadora del programa y de la publicidad era otra persona (comunicadora social)”, enfatizó.

Niño Sono precisó también que es víctima de amedrentamiento, pues este sábado, encontró dos balas en la puerta de su vivienda, ubicada en el pueblo joven Cruz de la Esperanza de Chiclayo, donde le indicaban que “no se meta con la tía”. Él descartó que tenga vinculación con el caso.

Pasado el mediodía de este sábado, no denunció ante la Policía Nacional, la supuesta amenaza.

Lea más noticias de la región Lambayeque