Rosario Coronado

La Primera Fiscalía Superior Penal de Liquidación de Lambayeque solicitó que se imponga siete años de pena privativa de la libertad contra los exalcaldes de Chiclayo, Arturo Castillo Chirinos y José Barrueto Sánchez, por el delito contra la administración pública en su figura de colusión en agravio de la Municipalidad Provincial de Chiclayo.

Asimismo, el fiscal Alejandro Grentz Ibáñez pidió que cancelen la suma de 25 mil soles por concepto de reparación civil, debido a que en el periodo del 1 de julio del 2003 al 11 de noviembre del 2004, se adquirió leche cruda entera de vaca a la empresa Sonagan a precios sobrevalorados.

A Castillo Chirinos se le acusa haber declarado en situación de urgencia al Programa de Vaso de Leche sin contar con los respectivos informes técnicos y legales, no haber realizado las publicaciones del caso, favorecer a la empresa Sonagan y comprar el producto a un precio mayor al que se compraba a la empresa Agasmi, entre otros.

En el caso de Barrueto Sánchez por visar Adendas sin haber hecho valer la aplicación de la Ley de Contrataciones y Adquisiciones y por no haber actuado dentro de las atribuciones que le otorga el Reglamento de Organización y Funciones.

Se precisó que a consecuencia de este acto se generó un perjuicio económico a la comuna local de 236 mil 872.68 soles; siendo 101 mil 280.96 en el periodo de julio a diciembre del 2003 y 135 mil 597.72 de enero a noviembre del 2004.

La misma pena y monto se solicitó contra los exfuncionarios Leoncio Quispe Castañeda, José Jáuregui Basombrío, Gonzalo Estela Campos, Ángel Toralva Cáceres, Juan Cango Sánchez, Jorge Heredia Pérez, Socorro Muro Patiño, Pedro García Sánchez, José Mendives Pacheco y contra el representante de la empresa proveedora del producto, Carlos Montenegro Gonzáles.

La imputación ahora será desvirtuada o consentida por la Sala Penal Liquidadora Transitoria de Lambayeque que ya tiene a cargo el caso.

Lea más noticias de la región Lambayeque