Henry Urpeque Neciosup

El vicepresidente del Gobierno Regional de Lambayeque, Juan Pablo Horna Santacruz, recomendó a los maestros del Sutep y a los médicos del Minsa realizar sus protestas y manifestaciones en horarios que no sean los de trabajo, para no perjudicar a los escolares y a los pacientes, respectivamente.

La autoridad regional reconoció que los profesores y los médicos luchan por justas reivindicaciones, pero estas deberían hacerse sin perder horas de clase y atenciones a los más necesitados.

“Si ustedes se dan cuenta son los dos sectores más conflictivos, la protesta es válida, justa, es un derecho, pero por qué no lo hacen fuera de su horario de trabajo, después de sus clases o después de sus atenciones médicas, así no perjudicarían a la población”, sostuvo.

Exhortó a ambos gremios a deponer sus medidas de lucha y agotar todas las negociaciones con las autoridades, que siempre han tenido la voluntad de emprender el diálogo, sin presiones que al final los perjudican a ellos.

“Todos salimos perdiendo con esto, hay que defender nuestros derechos, es cierto, pero sin perjudicar a los otros, ojalá que esto se acabe pronto”, manifestó.

Reveló que existe un enorme riesgo de que los escolares pierdan el año por las constantes paralizaciones de clases. Mientras que en el caso de los médicos se corre el riesgo de afectar la salud de lo pacientes más pobres de las zonas rurales, quienes prefieren automedicarse o acudir a los remedios caseros para ya no visitar al doctor.

Lea más noticias de la región Lambayeque.