Un duro golpe a la delincuencia asestó la policía en el distrito chiclayano de Tumán al intervenir una vivienda donde se almacenaban municiones, armas de guerra e insumos para elaborar artefactos explosivos.

Luego de un paciente seguimiento de inteligencia, personal de la Dirincri-Divasec de Lima con apoyo de personal de la unidad de robos de Chiclayo, incursionaron en la vivienda ubicada en el sector “Los Naranjos” S/N, donde se halló escondido en cajas y entre sacos, balas, fusiles AKM, 3 revólveres, 3 chalecos antibalas, soguillas, cartuchos para escopeta y mechas para artefactos explosivos, todos de propiedad de Carlos Alberto Gil Cavada (42), alias “Rambo”, quien por ahora se encuentra prófugo de la justicia.

El coronel PNP, Wilman Carrasco Becerra, detalló que en este lugar, conocido como “caleta” se abastecía a bandas delictivas de la zona.

“Sin duda es un gran golpe a los asaltantes, es increíble todas las arma que manejan, además hemos decomisado dos motos lineales que utilizaban para cometer al parecer asaltos”, indicó.

Según narró la policía, el dueño de las municiones ingresó herido hace poco al hospital de Tumán, pero al notar la presencia policial en su casa huyó del hospital horas antes con rumbo desconocido.

El arsenal y las unidades fueron trasladados hasta la sede de la Divincri de Chiclayo, para continuar con las investigaciones del caso.

Lea más noticias de la región Lambayeque