La Policía Nacional utilizó gases lacrimógenos para dispersar a más de 500 trabajadores de la empresa Agroindustrial Pomalca, que tomaron por espacio de 10 minutos un tramo de la carretera Chiclayo - Pomalca.

Luego de protestar en los exteriores del servicentro de la empresa y realizar una bulliciosa manifestación por las principales calles del distrito, los trabajadores de palana y corte llegaron hasta el peaje ubicado en el kilómetro 4, pero fueron dispersados rápidamente por los agentes.

Los manifestantes dijeron que no solo ellos son maltratados con el recorte de sus salarios, sino también son perjudicados los jubilados, quienes reclaman por el retraso del pago de sus CTS. “Es falso que hay estabilidad en la empresa, queremos que se vaya el señor Becerril”, indicó el secretario general, Germán Morales Villegas.

Por su parte, el secretario de defensa del sindicato de campo, Clever Glavez, señaló que la paralización no fue total y obedece a terceras personas, que buscan perjudicar la actual administración.

“Los compañeros están motivados por otros intereses, no hay plata para movilizarnos, sin embargo han sido trasladados en custer y con refrigerio, buscan desestabilizar para llevarlos a moler a Pucalá”, expresó.

Lea más noticias de la región Lambayeque.