Henry Urpeque Neciosup

El subgerente de sanidad del municipio de Chiclayo (Lambayeque), Eduardo Hohajen Sánchez, pidió a la población tener mucho cuidado con las raspadillas y marcianos que compran a los ambulantes, pues podrían contener restos fecales y parásitos difíciles de detectar a simple vista, originando graves cuadros de infección estomacal.

El especialista dijo que ya se han reportado muchas denuncias de usuarios que detectaron estos restos en chupetes y marcianos que se venden de manera ambulatoria y masivamente en las calles por esta temporada.

“Tenemos denuncias por esto y en este verano aumenta la venta de estos productos, por eso vamos a programar los operativos en todo el casco urbano de la ciudad, donde más proliferan estos vendedores”, indicó.

Detalló que en los próximos días se intensificarán los operativos, pues se calcula que existen más de mil vendedores en todo el centro de la ciudad que ofertan estos productos sin las mínimas condiciones de higiene.

Lea más noticias de la región Lambayeque