Esta vez los serenos y la Policía Municipal cesados de la Municipalidad de Chiclayo, región Lambayeque,  protestaron en reclamo a sus pagos realizando una parodia en la olla común donde preparan sus alimentos.

Ellos colocaron sobre la tapa de la olla, una muñeca con las manos enmarrocadas y un letrero que dice “Alcaldesa”.

Indicaron que es una forma de rechazo a la actitud de la alcaldesa, Elizabeth Montenegro Dávila, por el incumplimiento de sus pagos correspondientes a tres meses. Además advirtieron que continuarán radicalizando sus medidas de lucha.

Por otra parte, los servidores contratados cesados dejaron un burro a escasos metros del palacio municipal, intentando llevarlo hasta la puerta principal, pero por intervención del Ministerio Publico optaron por deponer su medida de protesta. 

Cabe resaltar que son más de doscientos trabajadores entre serenos y policías que reclaman la cancelación de sus haberes.

Lea más noticias de la región Lambayeque