RPP/ Henry Urpeque

Cerca de 50 transportistas de colectivos de la empresa “La Católica” protestaron en los exteriores de la Gerencia de Transporte de Chiclayo (Lambayeque) exigiendo un permiso provisional, para poder circular, luego de haber sido estafados por uno de sus gerentes.

Con pancartas en mano, los choferes y propietarios que cubren la ruta Hospital Almanzor-USAT, colocaron frases como: “Donde están las manos limpias”, “Basta de corrupción”, No a las represalias”, “No a la corrupción”, entre otros mensajes, que denunciaban una serie de hechos irregulares en el despacho que dirige el doctor, Javier Valencia.

“Somos en total 100 propietarios que no podemos trabajar, el señor Oscar Sauza nos estafó, ahora pedimos un permiso de circulación temporal, pero nos están negando el derecho a trabajar y llevar el sustento a nuestras familias”, indicó el dirigente Leo Ramírez.

Puntualizaron que llevan más de 10 días sin trabajar y muchas de sus unidades han sido llevadas al depósito porque su empresa ha sido dada de baja, sin que ellos se dieron cuenta. “Hemos sido víctimas de una estafa, y lo único que queremos es seguir trabajando”, finalizó.

Pese a la bulliciosa manifestación, no fueron atendidos por el gerente de esta área, sin embargo los hombres del volante anunciaron que seguirán protestando en las próximas horas.

Lea más noticias de la región Lambayeque