Henry Urpeque Neciosup

En su vivienda ubicada en el cruce de las calles Cornejo y México del distrito de José Leonardo Ortiz de Chiclayo, región Lambayeque, son velados los restos del dirigente de Construcción Civil, Rubén Soberón Estela, quien fue asesinado el martes de tres disparos a manos de sicarios.

Hasta el lugar llegaron simpatizantes del gremio sindical, quienes lo recordaron como un dirigente con más de 15 años de experiencia sindical, solidario y honesto con sus compañeros.

“Es un dirigente con una ideología integra, los sicarios sabían que con su influencia movía masas en el gremio de construcción civil. Pedimos a la policía que investigue a fondo este crimen, que ya suman 7 en estos últimos años”¨, dijo su hermano César Soberón.

Entre lágrimas pidieron que el caso no quede impune, ya que existen testigos que habrían identificado a los delincuentes que a bordo de una moto lineal le dispararon a quemarropa.

Lea más noticias de la región Lambayeque