Manuel Sarango

Ydalia Regalado Gálvez, madre del abatido agente antidrogas, Frank Labrín Regalado, dijo que separar al jefe del Departamento Antidrogas de Chimbote, comandante PNP Armando Esteves Romero, y a cuatro suboficiales ha sido una decisión correcta.

"Desde su cargo ellos habrían podido ejercer algún tipo de manipulación y presión en las investigaciones para beneficiarse. Espero que ahora todo sea transparente”, sostuvo la progenitora.

Asimismo, expresó que no cree que la unidad especializada haya tenido un plan operativo antidrogas, sino que éste fue elaborado tras el asesinato de su hijo.

Ydalia Regalado insistió en que la policía encubre al presunto criminal de su vástago conocido con el alias “Chimuelo” y cuestionó que primero hayan manifestado que los asesinos fueron tres delincuentes.

Como se sabe el jefe del Departamento Antidrogas, comandante Armando Esteves y cuatro suboficiales fueron aseparados por Inspectoría tras encontrarse deficiencias en el operativo antidrogas que le costó la vida al efectivo Frank Labrín Regalado, pues, al parecer, hubo negligencia y no se le brindó ayuda.

Lea más noticias de la región Áncash