Referencial/RPP

Inspectores de la Dirección Regional de la Producción de Áncash supervisan las 45 embarcaciones dedicadas a la pesca de perico y tiburón, a fin de prevenir la matanza de delfines.

Así lo dio a conocer el titular de la institución, José Monzón Mendoza, quien invocó a la Marina de Guerra y a la Municipalidad Provincial del Santa a unir esfuerzos para evitar la muerte indiscriminada de estos animales marinos que son usados como carnada para cazar tiburones.

"Este caso es muy delicado. De producirse la matanza de delfines se estaría infringiendo la ley que los protege”, sostuvo el funcionario, quien añadió que toda la flota que llega al puerto también es inspeccionada.

Lea más noticias de la región Áncash