RPP/Manuel Sarango

El universitario Max Egúsquiza Lafora, sentenciado por haber secuestrado y asesinado a una niña de tan solo ocho  años de edad en  marzo del año 2009, se debate entre la vida y la muerte en el hospital La Caleta de Chimbote (región Áncash), debido de una tuberculosis multisistemica.

Este mal ha afectado sus pulmones, huesos, laringe, riñones y otros órganos, por lo cual su estado de salud es delicado y altamente contagioso, informó el médico Eduardo Gómez.

Debido a esta situación, el médico tratante ha ordenado un examen generalizado pues, según informó, no se descarta que padezca de una enfermedad terminal.

Cabe precisar que, el exestudiante de medicina actualmente está aislado en el área de neumonía del denominado hospital de los pobres.

Lea más noticias de la región Áncash.