Durante el Sábado de Gloria, cientos de fieles participaron de la procesión del Señor de Luren en Ica, esta actividad religiosa congregó a los devotos iqueños en las calles de esta ciudad.

Entre rezos y alabanzas acompañan al Cristo Crucificado que se trasladó por las calles iqueñas de San Martín y Paita.  También  se recorrió  la avenida Cutervo y Piura, lugar donde el monseñor Héctor Vera Colona y el párroco de la ciudad ofrecieron una paraliturgia.

En esta actividad religiosa también se lucieron coloridas alfombras por donde pasó el anda del Señor de Luren. Tras esta procesión, el Cristo  Crucificado se guardó hasta su próxima salida en el mes de octubre.

Lea más noticias de la región Ica