Piura fue una de las regiones más afectadas por las lluvias del Fenómeno El Niño Costero de inicios del 2017. | Fuente: Andina

Descubre el canal de podcast de Las cosas como son en RPP Player.

El Congreso celebró este miércoles un pleno extraordinario para abordar los avances y deficiencias del proceso de reconstrucción con cambios. Hace dieciocho meses nuestro país, sobre todo la costa norte, sufrió lluvias e inundaciones excepcionales que dejaron un saldo de más de 120 muertos y desaparecidos y más de un millón de afectados. El año pasado, el gobierno destinó 2 200 millones de soles a la reconstrucción, de los cuales cerca de la mitad se destinaron a la descolmatación de ríos, la misma que ha recibido cuestionamientos técnicos.

En lo que va del año se ha ejecutado un porcentaje reducido del total de 7,000 millones que se habían presupuestado. El primer ministro aseguró que el próximo año no quedarán más peruanos viviendo en refugios en espera de que se cumplan las promesas de fabricación de viviendas. Uno se pregunta cuánta confianza puede inspirar a quienes en Cura Mori, por ejemplo, siguen viviendo en condiciones improvisadas. Pese a todas las promesas formuladas el proceso de reconstrucción parece repetir los mismos errores que se cometieron después del sismo del 2007: falta de un plan integral, mala coordinación entre las autoridades del gobierno central y las de gobiernos locales, lentitud administrativa y sobre todo, corrupción.

A propósito de la lucha contra la corrupción, el Fiscal de la Nación ha vuelto a provocar críticas y cuestionamientos. Pedro Chávarry no asistió a la Comisión de Fiscalización aduciendo que debía viajar a México y sin embargo no viajó. Y un día después de no haber conseguido el apoyo de la mayoría de los Fiscales Superiores, decidió imponer cambios en casi todos los distritos fiscales de nuestro país. Esa misma comisión ha decidido convocar al presidente Martín Vizcarra para que rinde testimonio sobre la adenda del contrato para construir un aeropuerto en la localidad cusqueña de Chinchero.

La pareja detenida

Importa destacar la desventura que viene viviendo en nuestro país una pareja de chilenos. La señora Rosario Madueño intentó sin éxito durante años salir encinta y convertirse en madre. A los 46 años decidió venir a Lima y acompañar el parto de una mujer que se había ofrecido a acoger en su vientre un óvulo fecundado por esperma de su marido. De ese embarazo asistido o subrogado nacieron dos mellizos en una clínica de Lima el 28 de julio. Un mes después la pareja de jóvenes padres se aprestaba a regresar a Chile cuando fue detenida por la policía.

La justicia les ha impuesto prisión preventiva durante doce meses, separándolos entre sí y sobre todo de los mellizos. La Defensoría ha protestado por el daño causado a los niños pero sobre todo por haber impuesto la cárcel sin haber practicado lo más elemental: un test genético de paternidad. En vez de eso se les acusa de falsedad genérica y peor aún, de trata de niños. Juristas especializados consideran que existen vacíos en nuestra legislación que no se ha adaptado a lo que la medicina puede hacer hoy para satisfacer el deseo natural de reproducirse. Esperemos que esos vacíos sean rápidamente resueltos y que la justicia actúe con prudencia cuando hay un padre genético y una mujer que vino a nuestro país para ser madre.

Unión contra el cáncer

El Estado no lo puede todo y los ciudadanos debemos asumir nuestras responsabilidades. Ese principio se aplicará de manera eminente hoy y mañana puesto que viviremos días de colecta nacional para la prevención del cáncer. La Liga de Lucha contra el Cáncer moviliza miles de voluntarios para recordar que la temida enfermedad puede ser curada cuando se le diagnostica a tiempo. Cada vida cuenta y no debemos permitir que nuestros compatriotas con menos recursos sean doblemente víctimas del cáncer. Para verificarlo con gestos se hacen las colectas.

Las cosas como son

¿Qué opinas?