Uso adecuado del pulsoxímetro permite reducir las intubaciones y los ingresos a UCI.
Uso adecuado del pulsoxímetro permite reducir las intubaciones y los ingresos a UCI. | Fuente: EsSalud

A poco más de 6 meses de haber llegado el coronavirus a nuestro país, el Seguro Social - EsSalud recordó el peligro del fenómeno conocido como 'hipoxemia silenciosa' o 'hipoxemia feliz'. Se trata de pacientes COVID que no experimentan síntomas de insuficiencia respiratoria a pesar que su nivel de saturación está por debajo de lo aceptable; normalmente este tipo de pacientes requieren terapia con oxígeno e incluso ventilación mecánica. El uso adecuado del pulsioxímetro resulta vital para responder de forma adecuada ante eventos como este.

"La hipoxemia silenciosa es la baja cantidad de oxígeno circulando en la sangre que se da en muchas personas y no podemos notarlo, de hecho, puede bajar incluso a menos de 90 y no se percibe. Muchos de los casos que fallecieron en casa o en la calle o bruscamente en la puerta de emergencia, se desvanecieron y pudieron tener la hipoxemia porque ha sido brusco, así es la hipoxemia asintomática. Luego de estos 6 meses de pandemia hay que resaltar el uso del pulsioximetro como una medida muy importante de salud pública para prevenir complicaciones tardías", sostuvo la vocera de EsSalud Claudia Matos.

El oxímetro de pulso o pulsioxímetro de dedo es un dispositivo portátil no invasivo destinado a la detección puntual de la saturación: cantidad de oxígeno de la hemoglobina arterial (SpO2) y la frecuencia del pulso de pacientes. Este es un método continuo y no invasivo basado en la absorción de diferentes espectros de ondas de luz de la oxihemoglobina (hemoglobina que contiene moléculas de oxígeno en su estructura) y deoxihemoglobina (hemoglobina sin oxígeno). Así el dispositivo capta los haces de luz infrarroja que traspasa los tejidos, es decir, que no fueron absorbidos.

"El pulsioximetro nos permite detectar precozmente si la cantidad de oxígeno en la sangre está bajando y así prevenir llegar en forma tardía al hospital, evitar llegar a una intubación o ventilación mecánica", explicó la vocera de EsSalud.

Cabe recordar que siempre es necesario informar que puede haber algunas fuentes de error en la medición como la hipotensión arterial, el uso de algunos medicamentos vasoconstrictores, algunas enfermedades vasculares, el uso de esmalte de uñas entre otras.

"Puede haber errores al momento medir la saturación de oxígeno, hay muchos medicamentos que bajan la presión y eso puede alterar la lectura, muchas enfermedades hacen que las extremidades se pongan muy frías en zonas de mucho frio también, el esmalte de uñas también altera la lectura, la presión baja afecta la lectura del pulsioximetro", precisaron.

Finalmente, la institución reiteró que el monitoreo domiciliario con pulsioxímetros 2 a 3 veces por día sería de mucha utilidad para una detección temprana de casos de “hipoxemia silenciosa” y por ende se disminuiría significativamente la mortalidad y las admisiones a cuidados intensivos, las intubaciones y el uso de la ventilación mecánica para pacientes COVID-19.

NUESTROS PODCASTS:

- ‘Espacio Vital’: ¿Es posible reinfectarse con el nuevo coronavirus? El Dr. Elmer Huerta responde: