Martín Vizcarra
La vacancia de Martín Vizcarra fue una de las crisis políticas que marcó el primer año de la pandemia. | Fuente: Andina

La pandemia de la COVID-19 no alivió la constante crisis política que vive el Perú desde hace años. A lo largo de los últimos 12 meses, el país vivió nuevos enfrentamientos entre el Ejecutivo y Legislativo, cambios de presidentes y de ministros; y un escándalo por las vacunaciones secretas de altos funcionarios.

En medio de sus problemas para enfrentar la pandemia, el gobierno de Martín Vizcarra tuvo una tensa relación con el Congreso, presidido por Manuel Merino. Para el analista político José Carlos Requena, fue un choque entre un Ejecutivo con poca capacidad y un Legislativo que pensaba más en el aplauso inmediato.

“Debe decirse que se tuvo un Ejecutivo no tan capacitado para enfrentar la pandemia y por el lado del Legislativo, se tuvo un Legislativo más interesado en los aplausos inmediatos y, en consecuencia, poco consciente del impacto de las regulaciones que aprobaba”, manifestó.

El choque entre ambos poderes tuvo su punto álgido en la vacancia de Martín Vizcarra. Pero provocada por el Congreso o no, la inestabilidad en cargos claves también fue una constante en los últimos 12 meses, en los que hubo tres presidentes, cinco jefes del Gabinete, cinco ministros de Salud y siete ministros del Interior.

Jeffrey Radzinsky, director de Grupo Fides Perú, sostiene que estos cambios afectan la gestión ante una emergencia y que, si bien algunos fueron por tensiones políticas, otros se debieron a malas elecciones.

“Los constantes cambios de autoridades afectan mucho la gestión y el desarrollo de las políticas públicas. Parte del problema se enfoca en la tensión política y otra parte pasa por la mala designación de funcionarios. Los cambios de presidentes y ministros son muy notorios, pero eso también implica cambios reiterados de viceministros y directores generales a cargo de los distintos programas gubernamentales”, comentó.

El ‘Vacunagate’

A inicios del 2021, el Perú finalmente logró conseguir vacunas contra la COVID-19. Sin embargo, también se conoció que exfuncionarios como Martín Vizcarra y la exministra Pilar Mazzetti ya se habían vacunado en secreto, un escándalo bautizado como ‘Vacunagate’.

Alexandra Ames, especialista en gestión pública, considera que, si bien esto fue un golpe para la ciudadanía, es una situación que debe aprovecharse para que las autoridades sean más transparentes y que la ciudadanía sea más vigilante.

“Esta situación no debe generarnos desesperanza. Al contrario: debemos convertir nuestra indignación en vigilancia ciudadana activa. (...) No veo por qué este caso deba retrasar la toma de decisiones para tener una política de vacunación masiva y efectiva, pero eso sí, debemos transparentar los procesos y debemos tener una ciudadanía más activa que vigile los mismos”, sostuvo.

El primer año de la pandemia se cierra en medio de una campaña electoral, en la que los peruanos elegirán al presidente y a los congresistas que regirán el futuro político del Perú durante los próximos años y el futuro del manejo de la pandemia de la COVID-19.

Newsletter Todo sobre el coronavirus

La COVID-19 ha puesto en alerta a todos. Suscríbete a nuestro newsletter Todo sobre el coronavirus, donde encontrarás los datos diarios más relevantes del país y del mundo sobre el avance del virus y la lucha contra su propagación.

NUESTROS PODCASTS:

- ‘Espacio Vital’: ¿La variante británica de la COVID-19 es más letal? El Dr. Elmer Huerta responde: