COVID-19 en Perú
denunció una "profunda invisibilización" y "discriminación" a los profesionales de enfermería. | Fuente: Andina

La decana Nacional del Colegio de Enfermeros del Perú, Liliana La Rosa, informó este lunes que hasta el momento se registran 7 600 profesionales de enfemería contagiados con la COVID-19 y aproximadamente 8 000 técnicas con diagnóstico positivo.

En entrevista con el programa La Rotativa del Aire Edición Tarde de RPP Noticias, la exministra de Desarrollo e Inclusión Social precisó que en solo un mes han fallecido 15 enfermeras debido a la pandemia y consideró que una cifra parecida se ha reportado entre personal técnico.

"Son 7 600 enfermeras contagiadas y aproximadamente 8 000 técnicas de enfermería, que son nuestra mano derecha en los servicios. Somos profesionales y nos encargamos del conjunto de seguimiento del paciente, tenemos también nuestra acción diagnóstica del tratamiento de manejo de pacientes en los servicios", dijo.

De otro lado, Liliana La Rosa lamentó que no ha sido convocada por el Ministerio de Salud (Minsa), a la reunión de colegios profesionales del sector para debatir y priorizar los grupos de personas que recibirán la vacuna contra la COVID-19.

"Hay una discriminación histórica, hay elementos de género, hay elementos de un sistema patriarcal y un sistema sanitario donde la hegemonía médica y la mirada biomédica es histórica, y graves problemas causa esto porque la mayor cantidad de muertos que tenemos en este momento es porque no se ha fortalecido lo preventivo, más vale prevenir que curar, no se ha fortalecido el primer nivel de atención", señaló.

Liliana La Rosa denunció también una "profunda invisibilización" y "discriminación" a los profesionales de enfermería, que cuentan con maestrías, doctorados, especialidades y años de servicio en la atención pública.

NUESTROS PODCAST

 

"Todo sobre coronavirus": Elmer Huerta conversa con el Dr. César Cabezas, jefe del INS, especialista en enfermedades infecciosas y tropicales para conversar sobre el consejo que ha dado la Organización Mundial de la Salud a todos los países para reforzar su vigilancia genómica con el fin de identificar las mutaciones y variantes del virus y poder mejorar la eficacia en la lucha contra la COVID-19. En Perú se empezó a realizar dicho seguimiento y sus resultados son compartidos con las diferencias organizaciones y grupos internacionales que también realizan dicho seguimiento.