Policías durante el estado de emergencia
Policías durante el estado de emergencia | Fuente: Presidencia

Cuarenta y seis policías han muerto por la COVID-19, entre 3.873 agentes que se contagiaron mientras patrullaban las calles para hacer cumplir la cuarentena y el estado de emergencia en el Perú, informó el miércoles el Gobierno. "Cumplimos con informar que tenemos 46 policías fallecidos por coronavirus, para quienes se ha dispuesto el ascenso póstumo excepcional" al grado inmediatamente superior, dijo el ministro de Interior, Gastón Rodríguez, en una presentación virtual ante una comisión del Congreso.

"Tenemos 360 policías hospitalizados y 17 en cuidados intensivos", explicó en su exposición por videoconferencia. Hace 12 días, la cifra de policías peruanos muertos por coronavirus era de 17. Gastón Rodríguez indicó ante el Parlamento que "hasta el martes habían resultado positivo 2.785 policías con el tipo pruebas rápidas y 1.088 con pruebas moleculares" en el país. En el reporte que dio ante la prensa el 25 de abril, los contagiados eran 1,300.

Entre los contagiados se encuentran 942 cadetes de la Escuela de Policía en el distrito de Puente Piedra, al norte de Lima. "Los cadetes se encuentran ahora asintomáticos. Se dispuso como primera medida el aislamiento de los estudiantes infectados. De igual forma, se decidió la inmovilización del personal y la fumigación de las instalaciones de la escuela", explicó Rodríguez.

La Policía ante el coronavirus

Los policías infectados forman parte de un componente de 80 mil uniformados que brindan seguridad a nivel nacional durante el confinamiento y cuarentena que se inició el 16 de marzo, según el Ministerio del Interior. El alto número de contagios responde a la exposición que tienen los efectivos policiales al momento de controlar a personas que violan las medidas emitidas para contener el avance del coronavirus, según medios peruanos.

Junto a las críticas por el alto número de agentes contagiados, han surgido denuncias de corrupción en la compra de equipos para la protección de los efectivos. El 24 de abril, el presidente Martín Vizcarra cambió al ministro del Interior, cargo ocupado entonces por Carlos Morán. El nuevo titular del Minterz sustituyó el día siguiente al jefe de la Policía, que era José Luis Lavalle.

Gastón Rodríguez asumió como titular de Interior y el general Max Iglesias como comandante de la Policía, pero a éste último lo removió este lunes y lo sustituyó por el general Héctor Loayza Arrieta. Paralelamente, la fiscalía abrió una investigación por supuesta corrupción en la cúpula policial por compras con sobreprecios de suministros sanitarios para prevenir el coronavirus.

(AFP)