La Policía Antidrogas de Cusco detuvo a tres burriers de nacionalidad rumana que se disponían a abordar un avión en el aeropuerto Alejandro Velasco Astete de la Ciudad Imperial transportando 90 cápsulas de clorhidrato de cocaína.

Carlos Pérez, fiscal provincial antidrogas de Cusco, indicó que la intervención de los  extranjeros de 21, 29 y 36 años se realizó en días pasados y por la reserva de la investigación recién hoy pudo dar a conocer la noticia.

Los rumanos trasportaban 85 cápsulas repartidas entre su equipaje y cinco cápsulas en el estómago de uno de ellos, con un peso de aproximadamente tres kilos.

Los tres tenían programado viajar por al aeropuerto Jorge Chávez de Lima y realizar una escala inmediata con dirección a Holanda.

Según las investigaciones preliminares, la droga tenía a la ciudad de Barcelona, en España, como uno de sus destinos.

En otras dos intervenciones, la Policía Antidrogas de Cusco incautó en los últimos días en el terminal terrestre local aproximadamente cuatro kilos de pasta básica de cocaína (PBC).

-ANDINA