Representantes de la Defensoría del Pueblo con sede en Cusco, denunciaron haber detectado a 149 infiltrados en el programa social Juntos que es promovido por el Gobierno. Todos ellos no reúnen los requisitos exigidos para ser favorecidos en este programa social.

Según la comisionada de la Defensoría, Roxana Vizcardo, muchos de los infiltrados son profesores y otros tienen ocupaciones conocidas. "Ninguno de los 149 identificados se encuentra sumido en pobreza y extrema pobreza", afirmó.

Vizcardo consideró que la principal debilidad del programa Juntos es la identificación real de las familias beneficiarias, vale decir que "se dejan llevar" por la pobreza de la comunidad o el distrito y no analizan la situación real de cada familia.

Asimismo, la Defensoría del Pueblo recibió 67 quejas por pagos incompletos y 108 casos por suspensiones injustas.

Lea más noticias del Cusco