RPP/Armando Chil

La empresa Sedacaj de Cajamarca exige a la consejera regional Sara Palacios el pago de 100 mil soles como reparación civil por haber declarado en los medios de comunicación que el agua que consumen los cajamarquinos esta contaminada.

 

La consejera regional detalló que la demanda especifica que sus declaraciones causaron alarma y zozobra en la población cajamarquina, puesto que opinó que el agua que llega a las viviendas de los cajamarquinos está contaminada por exceso de cloro y otras sustancias que están por encima de los límites permisibles.

 

Finalmente, la consejera dijo que ahora se encuentra recabando toda la documentación para demostrar que el agua potable que los cajamarquinos están consumiendo presenta sustancias por encima de los límites permisibles; básicamente se cuenta con documentación de la Dirección de Salud Ambiental (DESA), acotó.

 

Lea más noticias de la región Cajamarca