Henry Urpeque Neciosup

Las paredes del Hospital Almanzor Aguinaga Asenjo de EsSalud de Chiclayo (Lambayeque) amanecieron con pintas y cuyos mensajes denuncian la venta de muertos en el nosocomio.

Los mensajes aparecieron en el frontis del hospital antiguo y en la parte posterior por donde son retirados los cuerpos sin vida. Frases como “No vendan los muertos”, "Técnico vende muertos, el seguro no se vende” y “Carlos Pérez vende muertos” alertaron a los familiares y pacientes del concurrido nosocomio.

Héctor Francisco Campos Gamarra, propietario de una funeraria cercana, indicó que este hecho ya ha sido denunciado a las autoridades de la Red Asistencial de EsSalud y a la oficina de control interno del nosocomio, pues se conoce que los vigilantes y personal del hospital “negocia” con los muertos para venderlos a una funeraria conocida y ganar por ellos una comisión.

“Ellos cobran entre S/. 200 y S/. 300 por cada muerto, convencen a la familia que elija tal o cual funeraria y por eso ganan una comisión, este tema ya es conocido por las autoridades, pero no entendemos por qué no hacen nada al respecto”, indicó.

Agregó que a través de esta irregularidad se buscaría favorecer a funerarias conocidas de la zona, perjudicando a más de 15 que se ubican en las zonas aledañas.

“No se debe negociar con los fallecidos, los vigilantes y el personal asistencial del hospital conocen muy bien este hecho irregular, es una forma de competencia desleal, pedimos una exhaustiva investigación”, acotó.

Voceros del hospital minimizaron el hecho y dijeron que se trata de un lío entre los dueños de las funerarias.

Lea más noticias de la región Lambayeque